viernes, 31 de octubre de 2008

13ª Etapa: Rabanal Del Camino - Ponferrada (32km)


Pues después de pasar la noche congelado de frío en el albergue municipal (la hospitalera puso cuatro troncos y se pensaba que con eso teníamos para toda la noche), por fin llegó la hora de levantarse y de ver cómo estaba el día. ¡Tenía buena pinta!. Así que preparé los bártulos y me dispuse a encarar la subida. Para mi sorpresa ¡¡la nieve empezó a aparecer a ambos lados de la carretera!! ¡¡Qué alegría!!



Enseguida de pasar por el albergue de Manjarín donde vive el autodefinido último templario (el día que yo pasé no estaba) y no hay electricidad,


y después de una bajada no menos bonita,



llegué a Ponferrada, tierra de templarios y también de botillos, asi que no me quedó más remedio que empaparme de ambas cosas a partes iguales.


Comí botillo y después visité el castillo templario o lo queda de él..Está bastante restaurado y se han recuperado bastantes cosas.


Es curioso cómo a comienzos del s.XX se rellenó el interior y se tiraron unos cuantos muros de muchos siglos de antigüedad para hacer un campo de futbol... Como han cambiado los tiempos.

Por la noche un peregrino me dijo que había hecho el camino 9 veces: ¿Estaría buscando algo en el camino que no consigue encontrar? ¿Es una vía de escape? ¿O sin más le gusta? No se lo pregunté y nunca lo sabré. Porque como con la bici no veo a la misma persona dos días seguidos, salvo que yo haga pocos kms o cojan el autobus...

1 comentario:

Alonso dijo...

¡Hola Alberto!

Me acabo de acordar de tu blog, he pasado un rato muy divertido leyendo tus aventuras!! Espero que te siga yendo todo tan bien por el camino.

¡Muchos ánimos, peregrino!

Un saludo,
Alonso